Yerba Mate: Está abierta la inscripción de BPM para secaderos, fraccionadores y molino – Más capacitación a técnicos para mejorar productividad en yerbales

Hasta el 27 de marzo, del corriente año, está abierta la inscripción para secaderos, fraccionadores y molinos en el Programa de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) año 2020 que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), impulsa para mejorar la calidad del producto.

Desde el año 2016 la institución promueve las BPM poniendo a disposición la posibilidad de realizar sin costo la auditoría y la certificación que otorga el Instituto Argentino de Normalización y Certificación IRAM, etapa que ya han superado 13 secaderos y un molino de la zona productora.

Las BPM confieren valor agregado al producto alimenticio y son una de las condiciones para acceder a mercados cada vez más exigentes.

Este año la convocatoria está abierta a secaderos, molinos, molinos fraccionadores y fraccionadores. La inscripción se tramita a través de una solicitud con los datos del operador, que deberá ingresar por mesa de entradas del INYM (Rivadavia 1515, 1 piso, ciudad de Posadas), junto a la declaración jurada de “no uso de trabajo infantil” y tiene como fecha de cierre el día 27 de marzo de 2020.

-Más capacitación a técnicos para mejorar la productividad en yerbales

Continúan las jornadas de capacitación a los técnicos que ya comenzaron a trabajar con agricultores para mejorar las plantaciones, una iniciativa que impulsa el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y en el marco del Programa de Asistencia Técnica a Productores Yerbateros (Patepy).

La semana pasada, en una chacra de Eldorado, los técnicos intercambiaron conocimientos sobre buenas prácticas de manejo de planta y de suelo. La capacitación, mediante demostraciones en el lugar, tuvo como eje el manejo integral del cultivo para recuperar la fertilidad del suelo y multiplicar las ramas y hojas de yerba mate.

Para lograr una eficiente asistencia técnica a los productores, los profesionales reciben capacitación al menos una vez por mes sobre lineamientos del Plan Estratégico del Sector Yerbatero, Corresponsabilidad Gremial y sistema de inscripción en el INYM, manejo de suelos, fertilidad, sistematización, genética y manejo sanitario de las plantas de yerba mate. También sobre genética y calidad de los plantines, gestión de costos, transferencia de tecnología, y los programas que el INYM creó para optimizar el sector.

El Patepy se aplica a través de 17 grupos –cada uno con sus respectivos técnicos- que están integrados por 30 agricultores cuyas chacras están en Misiones y norte de Corrientes.

Compartir

También te podría gustar...