Argentina culpó a fondos de inversión sobre el fracaso que lleva al default selectivo

¿Fue una demostración de dureza del Gobierno nacional después de que el mercado le torció el brazo al intento de reperfilamiento de Axel Kicillof?

El Gobierno argentino tomó este martes 11 de febrero, la decisión de postergar el pago del capital del bono AF20 que vence este jueves y emitió un comunicado en el que culpa a fondos de inversión internacionales de no cooperar en el proceso de reestructuración de la deuda que lleva adelante la administración de Alberto Fernández.

La decisión tomada por el Ministerio de Economía implica pagar el vencimiento de los intereses y postergar el capital para el 30 de septiembre, cuando ya esté definido todo el proceso de reestructuración.

Economía había abierto un canje para los tenedores de este bono AF20 que logró un 10% de adhesión y luego abrió una licitación en la que se estima se había logrado el equivalente a otro 50% de adhesión. Esta licitación fue declarada desierta el lunes y fue el plazo previo a decretar el default selectivo.

Se generan interrogantes sobre la oportunidad de declarar el default de una deuda en pesos en medio de una reestructuración: ¿Fue una demostración de dureza del Gobierno nacional después de que el mercado le torció el brazo al intento de reperfilamiento de Axel Kicillof? ¿Marcha Argentina a un default general y desordenado de la deuda?

¿El FMI expresó apoyo a esta medida o lo convalidará como parte de las conclusiones de la misión que este miércoles desembarca en Buenos Aires? ¿El Mercado leerá el default como una señal de dureza y estará más proclive a negociar? ¿La suba del riesgo país hará entrar a fondos buitres al negocio de litigar contra Argentina?

Se puede entender que hay una gran diferencia entre el default de 2001, declarado ante la Asamblea Legislativa que lo ovacionó como un triunfo político y este default que simplemente convalida el default en la que ingresó el país durante la gestión de Mauricio Macri. Hay una comprensión de los riesgos que implica entrar en cesación de pagos por eso no es tema de festejo, pero sí de análisis.

«Este gobierno no va a aceptar que la sociedad argentina quede rehén de los mercados financieros internacionales ni va a favorecer la especulación por sobre el bienestar de la gente», sostuvo el Gobierno en el comunicado y consideró que «quien participó del canje posee ahora una tenencia sostenible, mientras que a los tenedores que decidieron no cooperar les tocará esperar».

Y anticipó que en los próximos vencimientos de la deuda en dólares solo se pagarán los intereses. «Al igual que con la deuda en dólares, se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada, en esta instancia hasta el 30 de septiembre del corriente año», señala.

Argentina avanzó un paso hacia un default desordenado y culpó a los fondos de inversión.

(Fuente: minutouno.com)

Compartir

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *