BOCA: Riquelme postergó su partido despedida y acompañará a Ameal en las elecciones del club – Lectura política de esta decisión

El Diez confirmó que se postulará como vicepresidente segundo. Además, dijo que su partido de despedida ha sido postergado, en principio, para junio del próximo año.

Era la voz más esperada y el máximo ídolo del Xeneize, a través del programa 90 Minutos de Fútbol (de Fox Sport), rompió el silencio. Cerca del cierre de listas, de cara a las elecciones del próximo 8 de diciembre, Juan Román Riquelme jugó su carta y comunicó que participará como vicepresidente segundo de la fórmula que encabezan Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, candidatos a presidente y vicepresidente primero, opositora a la que está en gestión.

«El tema del partido va a tener que esperar, esa es la verdad«, dijo Juan Román y, afirmó «voy a formar parte de la lista en la que está Ameal con Pergolini». Añadió: «estoy agradecido al oficialismo que intentó convencerme, pero he tomado esta decisión y quiero que el hincha de Boca lo sepa por mí. Me siento contento, siento que tengo la posibilidad de volver a mi club».

Días atrás, el ex número 10, había pedido la unidad de todos los candidatos a presidente que participarán de la elección. A partir de ello, Daniel Angelici convocó a las agrupaciones políticas de Boca para tratar de conformar un bando único. Pero desde las veredas de Ameal y José Beraldi, consideraron esta propuesta como «oportunista» y la rechazaron.

«Amo mucho a mi club. Yo pedí la unidad y pasó lo que podía pasar, que era casi imposible que se dé. Si tenemos la suerte de ganar, luego de las elecciones contaré los detalles sobre el aspecto deportivo», puntualizó Riquelme. (Foto: filo.news)

-Lectura política: Afirman que significa un duro golpe para Macri y Angelici

Sin dudas, Juan Román Riquelme, sacudió al mundo del fútbol con su anuncio de que será candidato a vicepresidente de Boca por la oposición y no deja de ser un duro golpe para Mauricio Macri y Daniel Angelici en su intento de retener el control del club más popular de Argentina.

Se trata de un revés fenomenal para las aspiraciones del macrismo de retener la conducción de Boca, teniendo en cuenta que todas las encuestas marcaban que una lista integrada por Riquelme ganaría las elecciones. Aún sin el ex futbolista compitiendo, el oficialismo que lleva como candidato a Christian Gribaudo la tenía muy complicada. Aunque claro que los sondeos no contemplan factores importantes como el aparato manejado por el oficialismo y que podrían ser claves el día de la elección..

El anuncio de Riquelme cayó como una bomba en el macrismo. Dirigentes del PRO que integran la política del club ya daban la elección por pérdida. El daño no es menor para Macri y Marcos Peña, que creían tener en La Boca un refugio para reconstruir su proyecto político personal. De hecho, esta mañana se mencionaba al jefe de gabinete como posible integrante de la fórmula de Gribaudo.

Tan importante era la elección para el macrismo, que hasta se analizó que el propio Macri encabece la lista, una posibilidad que se diluyó después de la elección de octubre y el 40% que posicionó al presidente como jefe de la futura oposición. Esta tarde nadie descartaba que se reflote la posibilidad de que aparezca en algún lugar de la lista.

La noticia generó inmediatos pases de facturas en el oficialismo. El sector del Coti Nosiglia ya le había hecho saber a Angelici, que creían necesario buscar otro candidato en lugar de Gribaudo, sobre el que tenían pocas expectativas. Desde este grupo le propusieron al Tano que busque un candidato de mayor consenso y hasta dejaron latente la amenaza de una ruptura. Nadie la descarta.

Las críticas al Tano tampoco se hicieron esperar. En el macrismo dicen que el presidente del club se puso al frente de la negociación con Riquelme (algo que el ex futbolista reconoció), pero que no le ofreció todo lo que pidió el ídolo. Lo mismo que le garantizaron Ameal y Pergolini.

-El papel del peronismo

Mientras en el macrismo están en crisis, en el peronismo están exultantes por la jugada de Román. El propio Alberto Fernández no se involucró en la negociación de manera directa pero estuvo al tanto y la dejó fluir. El encargado de acercar posiciones entre Ameal y Riquelme habría sido Juan Cabandié, convertido en operador del presidente electo.

El diputado es amigo del ex futbolista (lo mismo que Sergio Massa que como contó LPO buscaba empujar su proyecto) y trabajó fuerte para sellar el acuerdo, aunque en los últimos días se corrió por pedido de Ameal que quería que la política nacional quedara lo más lejos posible. La negociación final la cerró con Cristian, el hermano de Riquelme.

El movimiento también provocó heridos en el peronismo. Se trata de Víctor Santa María y Santiago Carreras, que días atrás bajaron su lista en pos de la «unidad» que había reclamado Riquelme aunque terminaron jugando con Angelici, lo que les costó el veto de Ameal. El anuncio de Riquelme, promovido también por el entorno de Alberto Fernández, los dejó en off side.

En las próximas horas terminará de dilucidarse cómo quedará integrada la lista del oficialismo, que por ahora llevará como candidatos a Gribaudo y Juan Carlos Crespi, amigo de Riquelme. La clave pasa por cuántas agrupaciones integrarán la lista.

De la misma forma, resta saber si José Beraldi finalmente será candidato a presidente. En los últimos días el empresario camionero había negociado una unidad con Ameal, pero no llegaron a un acuerdo. Aunque también hubo negociaciones con Beraldi para sumarlo, cerca de Angelici se aferran ahora a mantenerlo en competencia para propiciar la división opositora. (Fuente: lapolíticaonline.com)

 

Compartir

También te podría gustar...