El INYM firmó convenio con la Fundación Agroecológica Iguazú, para conocer más sobre yerba mate bajo sombra

El presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Alberto Re  y, la apoderada de la Fundación Agroecológica Iguazú, Fabiana Rosa Pose, firmaron un convenio que establece cooperación científica y técnica para profundizar conocimientos sobre cultivo de yerba mate bajo sombra.

“Las partes están interesadas en desarrollar en forma colaborativa, programas de investigación y cooperación científica, en relación con sistemas de cultivo de la Yerba Mate bajo sombra en suelo con manejo ecológico y bajo forestación, sobre la base de programas y técnicas que den soporte a este tipo de cultivo”, se lee en el convenio que se firmó el viernes 15 de noviembre en la sede del INYM, en la ciudad de Posadas.

Los trabajos a campo para alcanzar el objetivo se harán en parcelas de tierras que tiene la Fundación en el municipio de Comandante Andresito. En el lugar, el INYM, a través de sus técnicos y de investigadores del CONICET y/u otro organismo público y/o privado que se proponga oportunamente, trabajarán para obtener   conocimientos y tecnologías que permitan una mejor adopción y desarrollo del cultivo de la yerba mate bajo sombra.

El acuerdo entre el INYM y la Fundación tiene un componente educativo. Expresa que las partes “implementarán programas que puedan ser incorporados a la currícula académica en los niveles educativos primarios, secundarios, terciarios y universitarios”, y que la iniciativa “servirá de base para la realización de intercambios, prácticas, pasantías y becas, en las que podrán participar estudiantes y profesores, y así promover este tipo de cultivo”.

Para la Fundación “la firma de un convenio con el INYM es un gran paso hacia el desarrollo y  significa un reconocimiento oficial a esta alternativa productiva de combinar la producción agrícola con la conservación de nuestro ecosistema y sus recursos”, destacó Fabiana Rosa Pose.

La Fundación cuenta con dos reservas en Comandante Andresito donde se tienen establecidos yerbales bajo sombra y yerbales en transición como modelos a difundir, y que también funcionan como un espacio destinado a la investigación y generación de conocimiento sobre sistemas que permitan integrar la producción junto con la conservación y regeneración de la Selva Misionera.

La cosecha y comercialización de la yerba mate que ahí se produce es realizada por la empresa B Guayaki. “Esta empresa tiene como misión contribuir a la regeneración de la Mata Atlántica y la creación de trabajo bajo normas de comercio justo, a través de la comercialización de yerba mate orgánica producida por agricultores familiares y comunidades indígena en sistemas bajo sombra en Brasil, Argentina y Paraguay”, destacó Pose.

La empresa Guayaki “le da valor agregado a la yerba mate elaborando bebidas energéticas a base de yerba mate, que son la alternativa saludable a las bebidas energéticas químicas, un producto ya de por si diferenciado. La mayor parte de sus productos se venden actualmente en EEUU, aunque se están comenzando a abrir nuevos mercados”, ponderó.

Compartir

También te podría gustar...