Para Macri, el desplome de los mercados es por culpa del kirchnerismo

Al inicio de la jornada del día después de las PASO,  había desazón, incredulidad, tristeza, pero aún permanecía en la Casa Rosada el estado de shock que hace que la gente crea que está viviendo un mal sueño. Allí, ya en horas de la tarde, el presidente Mauricio Macri encabezó una conferencia de prensa junto al candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto. Allí envió dardos al Frente de Todos al asegurar que “ya gobernaron” e intentaron “otro modelo que fracasó“.

Los tenores de las voces y las sensaciones que surgían del entorno del mandatario, luego de la “paliza electoral”, fue instalando la idea que todo ocurrió por la ingratitud de una parte importante de la población, que no comprendió que este Gobierno tomó y está tomando las medidas necesarias para que Argentina sea un país en serio. Y, entonces apareció la bronca hacia quienes no ven que el kirchnerismo es el responsable del susto de los inversionistas y por ende una mayor demanda de dólares.

Macri afirmó en la conferencia de prensa que “la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el exterior” y en más de una oportunidad insistió sobre este concepto. Recordó que el viernes los mercados subieron ante la perspectiva de una posible victoria de Juntos por el Cambio.

Ante la caótica situación de los mercados, el Presidente sostuvo que el equipo económico dialoga con el Fondo Monetario Internacional para evitar mayores perjuicios y que están trabajando en resoluciones, aunque dijo que “no puedo detallar medidas concretas porque recién están trabajando”.

Sin embargo, Macri dejó en claro que el Frente de Todos y Alberto Fernández “tienen más responsabilidad para tranquilizar a la comunidad económica local y mundial”.

Al respecto sostuvo que “ellos ya gobernaron y deben demostrar que van a hacer algo distinto que a lo que hicieron antes” y enfatizó que “tienen que convencer al mundo de que aprendieron del pasado”.

 De esta manera, el Mandatario deslindó responsabilidades en cuanto a lo que está sucediendo en el mercado cambiario ya que, en todo caso y a su entender, es la oposición y no su gobierno la que debe dar explicaciones. Después de todo, según sostuvo, fue el kirchnerismo el que habló de reestructurar la deuda o no pagar las Leliqs.

En estos términos, no se observa que haya puentes entre la oposición triunfante y el Gobierno para enfrentar la situación de los mercados. Más aún, Macri aventuró mayores males si el país decide volver al pasado. La advertencia y el miedo vuelven a estar en la campaña electoral.

Desde las filas de Alberto Fernández, el economista Matías Kulfas salió al cruce señalando que el candidato tiene “absoluta voluntad de pago” y que lo que está sucediendo es “el resultado de la política económica que viene aplicando el Gobierno (de Macri)”.

Así planteado el problema, todo indica que los próximos días serán complicados en los mercados. El Banco Central tiene poder de fuego para ir conteniendo la suba de la divisa, pero nadie puede precisar con certeza hasta qué punto se puede cortar la cadena de pagos, subir la inflación por la disparada del tipo de cambio o caer la actividad y el empleo, con el consiguiente conflicto social.

Por lo pronto, se negociaron en el mercado mayorista de cambios, unos u$s 550 millones, con una intervención del Banco Central, según trascendidos de los operadores, de solo unos u$s 100 millones. Se trata de cifras modestas (habitualmente se negocian u$s 600 millones por día y en situaciones de stress más de u$s 1.000 millones). En lo inmediato, será clave cómo juegue la intervención de la autoridad monetaria y qué suceda con las reservas.

 “Estamos intentando hacer algo que el mundo ya probó y le fue bien, como Chile, Brasil, Perú y Uruguay, y el kirchnerismo aplicó otro modelo que fracasó y de lo que no me puedo hacer cargo, por eso paso lo que paso hoy”, aseveró Macri.

Para el jefe de Estado la tranquilidad a los mercados vendrá de la mano del kirchnerismo “tiene que hacer un esfuerzo adicional para mostrar que va a hacer algo distinto” si gana y los acusó de “dañar a los argentinos” por la “inestabilidad cambiaria”. Explicó que no es su interpretación sino que el propio Fernández fue el que “puso en duda los compromisos, las Leliq, no lo dije yo”, enfatizó Macri.

Manifestando nuevamente su incredibilidad ante el resultado de las elecciones remarcó el primer mandatario: “Es tremendo lo que puede pasar, no podemos volver al pasado, porque el mundo ve el fin de la Argentina” auguró.

Además dio a entender que la crisis es interna: “Es por el pasado que hay gente que decide que no deja el dinero en este país” y, agregó: “Yo no manejo los mercados, los mercados son gente que decide invertir”.

Aunque no negó su responsabilidad como mandatario al señalar que “continuaremos trabajando codo a codo, haciéndonos cargo de nuestra tarea”, pero no dio precisiones.

Al igual que Miguel Ángel Pichetto que descartó la posibilidad de una transición Macri afirmó que “no corresponde institucionalmente” porque aún debe competir en octubre y se mostró optimista cuando dijo que tiene mandato hasta el 10 de diciembre: “Como mínimo” se entusiasmó.

(Fuente: ambito.com)

< Tel. 3755 523242>
Compartir

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *