Detectan las tres caras de la vulnerabilidad en la Argentina

El análisis privado aseguró que la Argentina padece la guerra comercial entre Donald Trump y Xi Jinping, el aumento de la tasa de interés en Estados Unidos y el encarecimiento de costos de producción por aumento en el tipo de cambio. Alertan por “terribles consecuencias”.

Un informe de Ficonomics detectó las vulnerabilidades que amenazan a la economía argentina desde el exterior y alertó por las “terribles consecuencias” a las que se puede someter el país si las condiciones internacionales no mejoran.

El análisis privado aseguró que a la Argentina la ensombrece una falta de estabilidad macroeconómica producto de la guerra comercial entre Donald Trump y su par chino Xi Jinping, el aumento de la tasa de interés en Estados Unidos y el encarecimiento de costos de producción por aumento en el tipo de cambio.

-Tasa de interés

La vulnerabilidad queda expuesta en el encarecimiento de la deuda, con la suba de la tasa LIBOR. “El problema se genera principalmente porque, en un contexto internacional de subas de tasa de interés, el Gobierno nacional decidió incrementar la deuda mediante un crédito con el FMI”, enfatizó el reporte.

 

-Ficonomics

Si se tiene en cuenta la estructura de la deuda bruta de la administración central del país, el 31,5% de ella se capitaliza con una tasa variable, recordó el trabajo académico. Por ende, un incremento en las tasas de interés a nivel internacional generaría un “problema serio” a la hora de evaluar la sostenibilidad de la deuda del país. “Esto se traduce en mayor esfuerzo fiscal para poder pagarla, teniendo en cuenta que la mayor parte de ésta se encuentra en moneda extranjera”, remarcaron.

-Devaluación

Pero la suba de interés genera otros beneficios y dificultades. “Puede mejorar la competitividad del comercio internacional, es decir se exporta un precio mayor lo que produciría un aumento en las exportaciones, pero por otro lado disminuiría las importaciones”, aclararon desde la consultora. Y agregaron: “El país evidenció que las exportaciones tienen una baja elasticidad con respecto al tipo de cambio. Es más, se alcanzó un superávit comercial de 1.183 millones de dólares en marzo, pero a costa una disminución en las importaciones (-33,7% interanual) en mayor medida que la disminución en las exportaciones (-5,0% interanual)”.

Pass through

Como si fuera poco, la devaluación acarrea otro inconveniente para la economía argentina: el traslado a precios de la variación del dólar, lo que provoca un encarecimiento de los costos internos. “La economía real dentro del país actúa recesivamente ante aumentos en el tipo de cambio generando mayor inflación”, señaló.

-Guerra comercial

Otro de los factores que condicionan al país es que el mundo se está volviendo más restrictivo. La puja entre los Estados Unidos y China así lo demuestra. “La imposición de aranceles hacen pensar al mundo que las potencias más grandes se están volviendo más proteccionistas”, indicó el reporte, y continúa: “Lo que genera que países dependientes del intercambio comercial con ellos se vean preocupados. Argentina no es la excepción, ya que dos de los tres socios comerciales más grandes son los países mencionados”.

 

-Ficonomics

Según Ficonomics, los movimientos en la divisa observados en las últimas semanas en los países latinoamericanos, fueron ocasionados en parte por la tensión entre estas dos potencias.

-Riesgo País

Con el índice rondando los 960 puntos, crece el temor a que la Argentina no pueda afrontar el pago de sus compromisos, lo que acrecienta la fuga de capitales. “Una de las principales consecuencias debido al incremento del riesgo país es el aumento en la desconfianza de los mercados internacionales, que a su vez podría generar la fuga de bonistas del mercado local hacia un mercado más confiable”, alertó el análisis. Para evitarlo, la consultora

-Fragilidad

Para los expertos, la debilidad del país queda demostrada en las “terribles” consecuencias derivadas de la vulnerabilidad externa a la se enfrenta la economía local. “La probabilidad de impago de la deuda se potencia con las condiciones macroeconómicas actuales tanto global como localmente”, afirmaron.

En esa línea, consideraron que el impacto que podría llegar a sufrir la Argentina ante un nuevo aumento en la tasa de interés internacional sería “demasiado grande” dada fragilidad del mercado local. “Una salida de los bonistas sería complicada de sobrellevar, sumando el contexto recesivo en el que nos encontramos. Si, además, se considera que casi el 80% de la deuda se encuentra en moneda extranjera, el panorama se torna aún más complejo”, advirtieron.

 

-Más sobre Ficonomics

Asimismo, temen que los shocks externos afecten el tipo de cambio y que luego esa diferencia se traslade a precios, lo que genera incrementos en los costos de vida y de producción, que ende disminuyen la actividad económica. “La economía argentina se convirtió en una variable difícil de predecir más en un contexto internacional que no nos resulta favorable y donde la confianza se perdió hace un tiempo atrás”, concluyeron.

 

(Fuente: ambito.com)

< Tel. 3755 523242>
Compartir

También te podría gustar...