El cooperativismo en Misiones tiene muchas oportunidades de crecimiento, afirmó especialista brasileño

 

 

El profesor Vicente Bogo, quien además, es licenciado en administración de cooperativas, disertó en el Salón de las Dos Constituciones, sobre el papel actual y los desafíos contemporáneos de las cooperativas. Fue en la segunda clase del diplomado internacional sobre la temática, organizado por la Cámara de Representantes; el Ministerio de Acción Cooperativa; la Universidad Popular de Misiones y la Universidad Nacional de Misiones.

 

Bogo resaltó “el progreso que se está haciendo en toda Misiones, en la organización popular, de cooperativas, y también en la introducción del cooperativismo en las escuelas,  porque es mejor cuando se puede preparar a los niños y jóvenes”.

Opinó que “es conveniente que los gobiernos, incluidos los locales, presten atención al capital social, porque en todas partes hay más desarrollo donde hay confianza, la cual se da en la relación comunitaria”.

 

Para el disertante, “la organización de la comunidad permite un mayor y mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, sea de capital humano relacionado con la formación y la capacitación técnica de las personas, o en relación con la disponibilidad del capital natural, como la tierra y las plantaciones”.

Consideró que el cooperativismo tiene que ser estimulado, porque “promueve una generación de riquezas, y eso hace al bienestar de toda una comunidad”. Dijo “en cada país observamos que algunos sectores del cooperativismo crecen más en función de la posibilidad económica: en América del Sur hemos visto en las últimas el décadas el crecimiento del cooperativismo agropecuario, pero los de electricidad, ahorro y crédito, trabajo, saneamiento y agua, son muy importantes”.

 

 

Para Bogo, tanto en Misiones, en particular, como en Argentina y en Paraguay, en general, “el cooperativismo es floreciente, tiene muchas oportunidades de crecimiento”.

“La cooperativa tiene la ventaja para la comunidad de que está fijada a lo local, no es el resultado de un inversor externo que cuando el lucro no es muy bueno decide irse”, señaló.

 

“Lo importante es que los dirigentes perfeccionen su gestión, porque aunque la cooperativa sea pequeña requiere la capacitación de los gestores, y cuando más crece la cooperativa más crece esa exigencia”, agregó. Y manifestó que una oportunidad para hacerlo es el Diplomado Internacional de Cooperativismo que se realiza en la Legislatura misionera: “Es el único que conozco en América del Sur”, destacó el disertante.

< Tel. 3755 523242>
Compartir

También te podría gustar...