ECONOMÍA y SOCIEDAD – Afirman que un 35% de su salario resignan los pasivos para afrontar el incremento en las tarifas

 

El defensor del Pueblo de San Vicente, Ceferino Benítez, participó con sus pares, de una reunión realizada en la ciudad de Oberá, a efectos de unificar los reclamos que resultan comunes denominadores de gran parte de la población y que se remiten a las subas en las tarifas de agua y electricidad.

 

El funcionario comentó que en la Capital de la Madera, se dan dos situaciones, “por un lado, cerca del 40% de la población vive en zonas rurales, son en mayor medida productores tabacaleros, yerbateros y tealeros y no pueden afrontar el nuevo aumento en las boletas de energía eléctrica y agua. Esto sumado a que a nivel nacional, aún falta determinar el precio de la hoja”.

Puntualizó que, “por otra parte, en la Defensoría se reciben numerosos reclamos por parte de jubilados, quienes en algunos casos se ven obligados a destinar alrededor del 35% de sus pensiones para cumplir con el pago de las tarifas”.

Benítez manifestó que se trabaja en conjunto con el intendente de San Vicente y el presidente del Concejo Deliberante para buscar una solución que, cuanto menos, mitigue esta situación.

 

(fuente: Noticias del 6)

< Tel. 3755 523242>
Compartir

También te podría gustar...