FÚTBOL – SELECCIÓN: Última fecha FIFA 2018: Se jugó el primer Argentina – México en Córdoba

Los pibes no están verdes. La Argentina de Scaloni va madurando: con Dybala, Foyth, Marchesín y Paredes como puntos altos, derrotó 2-0 a México en Córdoba. Funes Mori y Brizuela, en contra, los goles. El martes vuelven a enfrentarse en Mendoza.

Arrancó con todo México, también con Feretti como DT interino, a la espera de la confirmación de Gerardo Martino como entrenador y, con una base de jugadores que participaron en Rusia 2018. Pasado el primer minuto de juego, llegó dos veces: primero con un cabezazo de Raúl Jiménez que dio en el travesaño. Y enseguida, luego de una salida en falso de Ramiro Funes Mori, robó Alan Pulido y habilitó a Marco Fabián: mano a mano que achicó justo Agustín Marchesín.

El factor sorpresa le duró un minuto a la visita. Cuando Argentina se acomodó en el campo, Leandro Paredes no sólo le dio equilibrio al equipo con Gio Lo Celso como ladero, sino que también aportó verticalidad con pases a espaldas de los centrales y otros entrelíneas, demostrando que tiene un pie diferente al resto.

Curiosa forma de parar el equipo la de Scaloni: Saravia fue volante por la derecha, en una línea de tres con Ramiro Funes Mori de líbero y Juan Foyth -el 14º debutante del ciclo- y Nicolás Tagaliafico de stoppers. Y después, mucha gente en ataque: cuando se buscaron Angel Correa, Paulo Dybala, Marcos Acuña y Lautaro Martínez, se vieron los mejores pasajes.

Por fin el delantero de la Juventus, el más local de todos los jugadores, fue la manija del equipo. En sus pies nacieron las mejores acciones. Ya sea de tiro libre directo o de volea, ambas atajadas por Guillermo Ochoa. O para ponerle un centro a la cabeza a Lautaro: testazo a quemaropa que otra vez contuvo el arquero mexicano.

La apuesta ofensiva lleva a trabajar más en el cómo retroceder: en una corrida, Paredes llegó al relevo y barrió justo cuando Layún se estaba apara meter el en área. El ex Boca que juega en el Zenit fue de los más criteriosos en los 45 iniciales: con visión, apertura del juego y asistidor.

Y la diferencia en el marcador llegó al final del primer tiempo, cuando otra vez apareció Dybala: centro en un tiro libre para que Funes Mori logre vencer la resistencia del Memo. Al descanso, 1-0 arriba.

Para la segunda parte, así como México metió cuatro variantes, en Argentina ingresó Rodrigo De Paul por Correa. Mientras que al volante del Udinese le costó entrar en sintonía, el que siguió encendido fue Dybala, que casi mete el segundo gol con un intento de picadita sobre Ochoa. ¡La pinchó! Se le fue apenas por arriba…

Antes de los 15′, entró Mauro Icardi, 9 por 9, afuera Lautaro. Aunque la intensidad de los dirigidos por Scaloni ya no fue la misma y el partido perdió vértigo e intensidad. Se hizo más parejo y trabado en el medio, aunque México, mejor plantado en defensa, tampoco atacó con profundidad no propuso demasiado.

Hubo más modificaciones de pieza por pieza en la Selección: Maxi Meza por Lo Celso y Franco Vázquez por Dybala, quien se retiró recontra aplaudido por los 40.000 hinchas que alentaron en el Mario Kempes.

Y cuando la visita estaba con diez jugadores (se lesionó Néstor Araujo y ya había hecho los seis cambios), Saravia llegó al fondo, mandó un centro para Icardi. Y cuando el delantero del Inter se disponía a convertir su primer gol con la Selección Mayor, apareció Brizuela y la metió contra su propio arco.

Para destacar lo del lateral de Racing, que en la fecha FIFA anterior marcó a Neymar jugando de lateral y esta vez se la banco de volante por la derecha e hizo la jugada del segundo gol para cerrar un sólido triunfo de una Argentina renovada y que va madurando.

(fuente: ole.com.ar)

< Tel. 3755 523242>
Compartir

También te podría gustar...