• Desde San Vicente (km 976 de RN14), en el corazón de la provincia de Misiones, el punto nordeste de la República Argentina, abrazamos a todos y agradecemos sinceramente ese acompañamiento a nuestro medio. Intentamos servir dignamente a nuestra comunidad y estar a la altura de lo que requiere la sociedad, para este tipo de enlaces comunicacionales. Detrás de nuestra propuesta, hay una historia de anécdotas, sueños, anhelos, metas cumplidas y otras por alcanzar, pero fundamentalmente de mucho esfuerzo, de familia y colaboradores, que nos acompañan sin miramientos y de la mano de la experiencia de casi 40 años en estas lides, del Director-Propietario: Ricardo Ramos. Muchas gracias, por elegirnos y los invitamos cordialmente a dejar una impresión y así, ayudarnos a mejorar cada día.-
  •  

SINGAPUR – “Un gran cambio para el mundo”: El acuerdo histórico firmado entre Trump y Kim por la desnuclearización

 

Tras 25 años de relaciones diplomáticas fallidas, los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte firmaron un compromiso para garantizar el desarme nuclear de la península asiática a cambio de “garantías de seguridad” brindadas por Trump. El acuerdo rubricado no menciona que la desnuclearización tenga que ser “completa, verificable e irreversible”.

Tras una cumbre histórica que se extendió durante cuatro horas en Singapur, los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un rubricaron un acuerdo que en sus propias palabras “va suponer un gran cambio para el mundo”.

El punto central del acuerdo radica en el compromiso de Corea del Norte de desnuclearizarse, aunque sin determinar plazos, y las “garantías de seguridad” ofrecidas por Estados Unidos a Pyongyang. Ambos países se comprometen a cooperar en el desarrollo de nuevas relaciones y la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad”.

“El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la DPRK (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte, según sus siglas en inglés), y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea”, afirma el texto rubricado por los dos líderes mundiales.

El acuerdo establece además que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se reunirá en “la fecha más temprana posible” con un alto funcionario norcoreano, que no identifica, para continuar con la negociación.

Ese diálogo se centrará en cuatro puntos, de los que el primero es un “compromiso a establecer nuevas relaciones entre Estados Unidos y la DPRK de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de que haya paz y prosperidad”.

El segundo punto del pacto rubricado tras más de cuatro horas de reuniones en el hotel Capella de la isla de Sentosa indica que las dos naciones, que hasta ahora no tienen relaciones diplomáticas, “unirán sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la península coreana”.

En tercer lugar se “reafirma la declaración de Panmunjon”, sellada por las dos Coreas el pasado 27 de abril y en la que Pyongyang se comprometió a la desnuclearización, aunque el texto no establece plazos.

De hecho, Trump dijo más tarde a la prensa que el arsenal norcoreano es “muy significativo” y reconoció que el desarme completo del régimen “llevará mucho tiempo”, aunque añadió que presionará a Corea del Norte para que lo haga tan pronto como sea posible “mecánica y físicamente”.

El acuerdo alcanzado hoy entre Washington y Pyongyang tampoco menciona que la desnuclearización de la península tenga que ser “completa, verificable e irreversible”, como había defendido la Casa Blanca antes del encuentro.

Por último, acordaron “recuperar los restos de los prisioneros de guerra o desaparecidos en combate” después de la guerra de Corea (1950-1953), “incluida la repatriación inmediata de los que ya han sido identificados”.

Trump y Kim calificaron en el texto que su cumbre fue “un acontecimiento histórico” y decidieron “implementar las estipulaciones” del acuerdo “de forma completa y expedita”.

Los mandatarios protagonizaron una ceremonia para firmar el documento conjunto. En ese marco, el líder norcoreano afirmó: “Estamos listos para dejar atrás el pasado. El mundo va a presenciar un gran cambio”, y expresó su “agradecimiento” al magnate neoyorquino por su disposición a celebrar la reunión.

Por su parte, Trump aseguró que estaba desarrollando “un vínculo muy especial” con Kim. “Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo”, recalcó. El mandatario de Estados Unidos aseguró que el proceso de desnuclearización de Corea del Norte comenzará “muy rápido”.

Luego, en declaraciones a periodistas al separarse de Kim, Trump describió al líder norcoreano como un hombre “con mucho talento” que “ama mucho a su país”, y adelantó que se reunirán “muchas veces” a partir de ahora. Al ser consultado sobre si invitaría a Kim a la Casa Blanca, el mandatario respondió: “Absolutamente, lo haré”.

La cumbre de Singapur, cuyo objetivo es la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

(Fuente: pagina12.com.ar)(fotos: AFP)

No se admiten más comentarios